La idea detrás del enfoque educativo STEM es hacer fáciles y divertidos los conceptos que engloban, fomentando el interés en la ciencia y la tecnología. Estamos hablando de la educación de los futuros profesionales. No es algo nuevo, pero se está empezando a hablar mucho de ello.

Es divertido

Uno de los principales inconvenientes al estudiar una materia es la falta de visión práctica inmediata.

Aprovechar la íntima relación entre mecánica, electricidad, electrónica y matemáticas permite acercarse a la ciencia desde el punto de vista práctico. También permite experimentar con la ciencia.

La teoría es absolutamente indispensable. Si no se sabe en qué se basa un sensor, ni lo que mide ni cómo lo mide, se pueden cometer errores.

El conocimiento profundo de la teoría permite avanzar por terreno firme hacia nuevos descubrimientos y nuevas teorías.

Pero no hace falta que el aprendizaje de la teoría sea aburrido.

El aprendizaje se basa en el desarrollo de proyectos

Nada mejor que desarrollar los proyectos con las manos para asimilar conceptos y pensar en nuevos desarrollos y experimentos.

La accesibilidad y el bajo precio de los componentes necesarios para hacer proyectos visualmente muy atractivos, son las herramientas necesarias para explorar un mundo enorme de posibilidades.

Además, contamos con software de simulación y programación para llevar a cabo los proyectos con costes reducidos.

Facilita el estudio en carreras técnicas y formación profesional técnica

Conceptos relacionados con la electricidad, por poner un ejemplo fundamental, son complicados de explicar y de entender. Lo mismo sucede con los relativos a la electrónica, que en el fondo habla también de lo que hace la electricidad a otros niveles.

Apoyar las clases teóricas con circuitos, componentes y proyectos reales facilita el aprendizaje y permite asentar ideas que ya no se olvidan. Estas ideas permanecen resguardadas en un rincón de nuestra cabeza hasta que se necesitan.

Va a haber un déficit de profesionales tecnológicos

Cada año hay menos estudiantes enfocados a carreras técnicas. Por esta razón, se están implementando programas que permitan aumentar las vocaciones STEM entre los jóvenes.

Además, el 65% de los niños actuales trabajarán en un puesto que aún no ha sido inventado. Es muy probable que ese puesto tenga que ver con el desarrollo de las tecnologías que emergen ahora.

Está de más decir que es una inversión de futuro para nuestros hijos.

 

Es una primera aproximación al mundo del IoT y el big data

Esto es lo mismo que decir: una aproximación al futuro. El Internet de las cosas está formado por dispositivos que toman datos de todo tipo de cosas: temperaturas, campos eléctricos, aficiones, tendencias políticas, etc.

La ciencia y la tecnología está detrás de todos los “captadores de datos”, ya sean técnicos o no tanto. Los robots “de andar por casa” que hacemos en los proyectos de STEM utilizan captadores que también generan una enorme cantidad de datos, que se pueden procesar para hacer determinadas cosas pero que también se pueden almacenar, por la valiosa información que pueden contener.

 

Bienvenidos al mundo de los robots

STEM y robótica están íntimamente ligados. Un robot, por simple que sea, incluye siempre las cuatro letras del STEM.

Además un robot es fácil de construir, de programar y sus componentes son baratos. Ideal para aprender tecnología. Ideal para experimentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *